¿Por qué hay que evitar el aceite de palma?

En este blog os hablo siempre de la botánica, de los beneficios de los productos naturales y os recomiendo que hagáis uso de ellos. No obstante, aquí vamos a hacer una excepción. Llevo meses queriendo escribir esta entrada, pero por unas cosas o por otras la he ido posponiendo. Sin embargo, considero que es importante difundir este mensaje, hablar sobre el aceite de palma y concienciar de qué es y porqué hay que evitarlo.

stockmen

Es un aceite de origen vegetal, procedente de los frutos rojos de la palma. Esta palma tiene su origen en África occidental, donde ya extraían este aceite hace 5.000 años. Hoy en día, el aceite de palma se cultiva en África, Asia, América del norte y América del sur.

He buscado estudios recientes, pero no me queda del todo claro si es el primer o segundo aceite más consumido en el mundo. Me arriesgaría a decir que es el primero. Se usa en cosméticos, alimentos, velas… Tiene un extenso abanico de usos. Tan extenso, que se encuentra en uno de cada dos productos en el supermercado. Ojo a lo que acabo de decir, uno de cada dos es muchísimo. No por nada se producen 54 millones de toneladas al año de aceite de palma, puesto que su coste de producción no es elevado. Esta última cifra está en aumento.

El aceite de palma es sólido hasta los 30ºC y resiste muy bien la oxidación (para que nos entendamos, no se enrancia). Es por esto que se emplea en tantísimos productos, como helados, masas de hojaldre, cremas, margarinas, pastelería…

Ahora que ya estamos más o menos situados sobre qué es y dónde lo podemos encontrar, viene la siguiente cuestión. ¿Por qué hay que evitarlo? ¿Qué lo hace tan peligroso?

El aceite de palma contiene un 50% de ácido palmítico (lógico, viniendo de la palma), que es un ácido graso saturado de cadena larga. Estos ácidos tienen capacidad aterogénica. Sí, sé que esto suena raro y difícil de entender. No os preocupéis, que os lo aclaro. En esto que os acabo de explicar se halla el porqué es muy peligroso consumirlo. Que tiene capacidad aterogénica significa que este aceite aumenta la probabilidad de padecer enfermedades cardiovasculares. Esto, claramente, no lo pone en el envase del producto que lo contiene. No queda demasiado bonito. Lo que sí queda bonito es poner en ingredientes: “aceites vegetales”, que queda la mar de sano cuando en realidad lo que suele significar es “lleva aceite de palma, que aumenta la probabilidad de que te dé un chungo”.  El caso totalmente contrario al aceite de palma lo encontramos en el aceite de oliva, que es grasa monoinsaturada cardiosaludable. ¡Ah, mira como aquí sí suele poner en el envase con letras grandes que lleva aceite de oliva!

Como todo, en pequeñas dosis no tiene porqué resultar peligroso. Sin embargo, recordemos: uno de cada dos productos del supermercado lo contiene. De modo que, muchas veces sin saberlo, estamos consumiendo este aceite en exceso. No os penséis que únicamente la bollería industrial usa este aceite, incluso el pan lo lleva; el pan de Mercadona, por ejemplo, lo contiene. Al igual que toda su gama de patatas fritas. Lidl también lo emplea en cantidades industriales en sus chocolates, así como marcas Buitoni para sus pizzas y masas de hojaldre. Hace poco un supermercado de Italia se hizo famoso por retirar de su gama de productos todos aquellos que llevaran aceite de palma, a raíz de esto muchas marcas dejaron de poner en los ingredientes el aceite de palma, aunque sus productos siguieran llevándolo. Así que llevad cuidado, grasa palmítica, grasas vegetales, aceites vegetales… son maneras de esconder el aceite de palma en los ingredientes bajo otro nombre. Cuando contenga aceite de girasol u oliva, lo pondrá claramente.

Según la OCDE en la Unión Europea cada persona consume de media 59,3 kilos anuales de aceite de palma. En este artículo vienen varios productos muy conocidos que lo contienen: Productos que contienen aceite de palma. Aunque las patatas Lay’s están dentro del artículo, he visto que (al menos en Francia) están sacando una gama en la que pone en la parte frontal del envase “sin aceite de palma”. Echadle un ojo, descubriréis que tenéis en la despensa más de un producto de los que aparecen.

Hasta aquí, bueno, cada cual es libre de tomar lo que quiera. ¿Verdad? Pero es que aquí no está todo el problema. Ahora viene el problema importante que está causando el uso desmesurado de este aceite.

Ya os he comentado que las plantaciones de aceite de palma se han expandido a través de los trópicos del Sur, América del Sur, África, etc., pero dónde más impacto existe es en Asia, en países tales como Indonesia, Malasia o Papua Nueva Guinea, debido a la gran destrucción de los bosques y la selva tropical. Según WWF, cada hora se deforesta en Indonesia la superficie equivalente a 300 campos de fútbol. Pero vamos a ver, ¿Estamos locos? Esto equivale a una deforestación masiva y a la extinción de plantas y animales autóctonos de la zona. Entre 1.000 y 5.000 orangutanes mueren cada año. Y no sólo eso, las orangutanes hembra se venden a burdeles donde son prostituidas. Sí, sí, habéis leído bien.

Además, comunidades campesinas, afrodescendientes e indígenas han tenido que desplazarse de sus tierras para que se instale el monocultivo de palma. Por otra parte, varios estudios han relacionado la industria del aceite de palma con el trabajo en condiciones análogas a la esclavitud. El sector se caracteriza también por el uso de mano de obra infantil, según el Departamento de Estados Unidos en un informe de 2012. Como podéis observar, a las grandes empresas les encanta decir que defienden los derechos de sus trabajadores y que son respetuosos con el medio ambiente, pues bien, es mentira. Nestlé es un gran ejemplo de ello, al igual que la marca Ferrero, emplean este aceite mientras emiten anuncios de buen rollismo.

qhComo consumidor, puedes ayudar a disminuir la deforestación en Borneo y Sumatra haciendo pequeños cambios en tu estilo de vida.

Usa tu voz, como ciudadano puedes concienciar a las personas de tu entorno. Infórmales sobre este problema, cuéntales porqué deben evitar el aceite de palma. No desestimes el poder del boca a boca, a veces puede ser el método de difusión más efectivo.

Evita el Starbucks. Starbucks es el mayor distribuidor de café del mundo, y también es un proveedor de aceite de palma ligado a la deforestación, la extinción y la violación de los derechos humanos. Mientras que algunos gigantes de la industria se han comprometido a reducir el uso del aceite de palma, Starbucks ignora esta emergencia.

Evita la Pepsi. Otro gigante que se niega a quitar la deforestación de su cadena de suministro es PepsiCo. Cada año emplea 457,200 de toneladas métricas de aceite de palma. PepsiCo tiene un enorme impacto en los bosques, las personas, la fauna y el clima.

Por favor, firma esta petición de Greenpeace para proteger a los bosques de esta industria.

Si queréis más información sobre este grave problema, podéis visitar las siguientes páginas: Say Not To Palm OilGreenpeace o WWF.

fuentes

El lado oscuro del aceite más consumido. Obtenido 10, 2016 de Sambaytango

Mitos y verdades sobre el aceite de palma. Obtenido 10, 2016 de Doctissimo

Por qué el aceite de palma es malo. Obtenido 10, 2016 de La tía Maruja

Por qué el aceite de palma es tan malo para la salud. Obtenido 10, 2016 de Natursan

Todo lo que debes saber sobre el aceite de palma. Obtenido 10, 2016 de OCU

El resto de información ha sido extraída de las páginas citadas al final del post, sobre todo de Say Not To Palm Oil.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s